Últimos artículos

Tres aplicaciones para controlar la calidad de los alimentos

Cada vez la sociedad es más consciente de que el cuidado de la alimentación y la práctica de ejercicio pueden contribuir a mejorar la salud y el bienestar personal. Si bien en los años 80 el culto al cuerpo fue una consecuencia de las famosas películas de acción y los gimnasios tuvieron una enorme demanda, que decayó en la siguiente década, con el nuevo milenio, vuelven a tener un protagonismo que no deja de crecer, pero esta vez no solo como lugar del culto al cuerpo, sino que la finalidad es que ayuden a mantener hábitos de vida saludable.

Además del ejercicio físico, para lograr una dieta que posibilite unos hábitos saludables, existen varias apps gratuitas que nos informan de manera fácil de la composición de los alimentos. Con un sencillo escaneado del código de barras del producto, muestran información acerca de su calidad o componentes. Y es que… no siempre coincide la calidad nutricional de los productos con la que es presentada por la publicidad. A continuación, te presentamos tres apps de este tipo:

 El CoCo

Su nombre viene de “El Consumidor Consciente”. Permite conocer la información nutricional real de forma sencilla, con una clasificación de 5 colores, nombrados con las primeras letras del abecedario, siendo el color verde oscuro (A), excelente calidad nutricional; verde claro (B), buena calidad nutricional; amarillo (C), calidad nutricional aceptable; naranja (D), mala calidad nutricional y el color rojo (E), muy mala calidad nutricional. Para esta clasificación, la app utiliza el sistema científico internacional Nutriscore, que califica la calidad nutricional de los productos.

La aplicación se complementa con la información de Nova (sistema de clasificación creado por científicos brasileños utilizado por la OMS y la FAO) que indica el grado de procesamiento de los productos, desde el 1 (nada procesados) hasta el 4 (productos ultraprocesados, no recomendables para un consumo continuado).
Es interesante el análisis que El CoCo comunica en su página web: según el ranking Kantar Brand Footprint , el cual ha analizado 124 alimentos correspondientes a las 35 marcas de gran consumo más vendidas en España, el 64 % de los productos de consumo habitual son alimentos ultraprocesados, es decir, productos industriales que cuentan con una mínima presencia de ingredientes naturales y un exceso de grasas saturadas, sal y azúcares simples.

MyRealFood

En honor a su nombre, esta app persigue que lleguemos alcanzar una alimentación basada en “comida real”, entendiendo que los ultraprocesados desvirtúan el concepto de autenticidad del alimento cada vez que se le añade más procesamiento. Muestra los ingredientes de los productos y ofrece alternativas de consumo de otros productos. La app tiene un apartado para compartir recetas y comentarios en la comunidad y, por ello, a diferencia de la app El CoCo, es necesario el registro y un correo electrónico de contacto. También pueden guardarse alimentos consultados como favoritos.

 Yuka

Además de productos alimentarios, esta app analiza también productos de higiene y cosméticos. En el análisis de los alimentos se muestra una ficha con valores negativos y positivos por cada 100 gramos. Cuando el valor es negativo, hay recomendaciones de productos similares más beneficiosos. En la opción de productos de higiene y cosmética aparecen todos sus componentes y su nivel de riesgo. Puede accederse al historial de los productos escaneados.

La app permite la opción de convertirse en socio para activar alertas si los productos contienen gluten, lactosa o aceite de palma.

El éxito que están obteniendo estas apps se demuestra en que, incluso han llegado a cambiar políticas en supermercados; por ejemplo del grupo francés Intermarché, que recientemente anunciaba su voluntad de retirar 142 aditivos de 900 productos con el objetivo de obtener mejor nota en Yuka.

En el otro extremo, están los detractores de estas apps que consideran que no son aplicaciones fiables y no exentas de alarmismo. De todas formas, suponen una guía de información que, a nuestro buen criterio, pueden favorecer el tomar consciencia de la necesidad de conocer los componentes y la calidad de lo que comemos.

UA-5029494-8