Últimos artículos

Ayuno intermitente: efectos positivos y negativos para tu salud

Seguro que en los últimos meses has oído hablar del ayuno intermitente, una práctica muy de moda en la actualidad que consiste en no consumir alimentos sólidos durante horas, o incluso días, con el objetivo tanto de reducir la cantidad de calorías diarias ingeridas, como de hacer descender los niveles de insulina en sangre para reducir la síntesis de grasa corporal, lo que, según algunos profesionales, puede conllevar beneficios para la salud.

Existen muchos tipos diferentes de ayuno intermitente, siendo el diario el más popular. Dentro del ayuno diario encontramos diferentes variantes: 12 horas de ayuno, la más habitual para iniciarse en esta práctica, 14 horas, 16, 18 y hasta 20 horas de ayuno. La idea es que el cuerpo convierta las reservas de grasa en energía, con lo cual se liberan cetonas en el torrente sanguíneo. Esto debería favorecer la pérdida de peso.

También existe el ayuno de varios días a la semana:

2 días seguidos de ayuno. Durante estos dos días la ingesta de alimentos sólidos se reduce hasta las 500 calorías, aproximadamente.
En días alternos. Se trata de ayunar cada dos días. En este caso, la mayoría de personas no consumen nada de sólidos durante los días de ayuno.
Semanal de 24 h. Ayuno total 1 o 2 días a la semana.

Como en todos los temas relacionados con la salud, son muchas las opiniones acerca de si esta práctica resulta o no beneficiosa. Aunque por el momento múltiples estudios y la misma OMS concluyen que no tiene justificación científica, muchos profesionales de la nutrición aseguran que realizarlo de forma supervisada puede tener múltiples beneficios.

A continuación, te explicamos los efectos positivos y negativos que esta práctica puede conllevar para la salud.

Efectos positivos del ayuno intermitente

• Ayuda a regular la glucemia, los triglicéridos y el colesterol.
• Mejora patologías como la diabetes tipo 2, así como también la regeneración celular y la longitud telomérica.
• Contribuye a mejorar la función mitocondria y genera mayor flexibilidad metabólica y energética.
• Ayuda a la pérdida de peso, aumenta la hormona del crecimiento y en algunos casos ayuda a mejorar la secreción de melanina.
• A largo plazo ayuda a regular el apetito, también produce modificaciones y mejoras en patologías como la resistencia a la insulina o lectina.
• Alarga la vida porque disminuye los procesos oxidativos, mejora la inflamación celular y también facilita la consecución de unos objetivos físicos, estéticos y metabólicos.

Efectos negativos del ayuno intermitente

• Puede afectar a los niveles de vitaminas como la B1.
• Aumento de la sensibilidad a la insulina en células adiposas.
• Disminución de la actividad de la glándula tiroides.
• Al comer durante un reducido número de horas y normalmente en 1 o 2 comidas, hay mayor riesgo de falta de nutrientes, es decir, debemos planificar muy, muy bien esas dos comidas.
• Aunque solo hagas 2 comidas, si estas no son saludables, no obtendrás ningún tipo de beneficio.
• Es importante recordar que el ayuno intermitente no promueve directamente aquello de “dejar de comer”, porque el mensaje puede llegar a personas sin una información adecuada en nutrición y crear una relación poco saludable con la comida.
• No es recomendable para personas con problemas psicológicos y trastornos de ansiedad.

Como ves, esta práctica, como todo, tiene sus beneficios y sus perjuicios. Por ello, es importante que siempre que quieras iniciar cualquier hábito relacionado con la dieta y la pérdida de peso te pongas en manos de un profesional que te asesore y supervise tu evolución, ya que cada persona y cada cuerpo es un mundo y cada caso debe valorarse específicamente.

UA-5029494-8