Últimos artículos

Breve historia de los Juegos Paralímpicos

Juegos Paralímpicos - Rugby Entre el 7 y el 18 de septiembre de 2016, la ciudad brasileña de Río de Janeiro acogerá la XV edición de los Juegos Paralímpicos, solo unas semanas después de la finalización de los Juegos Olímpicos. Ha sido la primera ocasión en que América del Sur ha acogido el mayor evento deportivo mundial.

La historia nos dice que los primeros Juegos Paralímpicos se disputaron en la ciudad de Roma en el año 1960, coincidiendo con los XVII Juegos Olímpicos. Sin embargo, su recorrido empieza mucho antes ya que, a principios de siglo, el gimnasta germano-estadounidense George Eyser, con una prótesis en la pierna, compitió en los Juegos Olímpicos de San Luis 1904.

Eyser fue el primer atleta discapacitado en atreverse a competir, pero muy pronto le siguieron otros que, de forma individual, participaban en las Olimpiadas que se iban organizando cada cuatro años. Distintos deportistas con discapacidad consiguieron llegar a competir por sus respectivos países como atletas en los Juegos Olímpicos, como los húngaros Karoly Takacs y Oliver Halassy o el danés Lis Hartel.

Sin embargo, no fue hasta finales de la década de los 40 cuando se produjo el empuje definitivo gracias a un señor alemán, idealista y visionario, que soñaba con cambiar las vidas de sus pacientes con lesiones medulares a través del deporte.

Este señor, un médico judío que huyó de la Alemania nazi, era Ludwig Guttmann. Él fue el gran artífice del nacimiento de los Juegos Paralímpicos.

El origen del movimiento paralímpico

Guttmann creía firmemente que el deporte tenía que ser una parte clave del proceso de rehabilitación de sus pacientes, la mayoría de ellos veteranos militares heridos en los campos de batalla en la Segunda Guerra Mundial. Por este motivo, ideó e impulsó los Juegos de Stoke Mandeville, que tomaron el nombre del hospital de las afueras de Londres donde trabajaba el alemán.

Así pues, los primeros Juegos de Stoke Mandeville fueron organizados en 1948, coincidiendo con las Olimpiadas de Londres. Los participantes de esta competición inicial fueron 14 hombres y 2 mujeres, que formaron parte de un concurso de arquería en silla de ruedas. Ellos no lo sabían, pero había nacido el movimiento paralímpico.

Solo un año después, mientras los deportes se volvían una parte clave del proceso de rehabilitación que había revolucionado Guttmann, ya fueron seis los equipos que compitieron en Stoke Mandeville, con la introducción de dos nuevas categorías: el netbol en silla de ruedas (deporte similar a la pelota al cesto argentina y con una estructura de juego emparentada con el baloncesto) y una forma muy iniciática del baloncesto en silla de ruedas.

Juegos Stoke Mandeville

Las ediciones iban sucediéndose y el prestigio y el renombre de estas pruebas fue creciendo poco a poco. En 1956, cuando ya participaban atletas de todo el mundo, su impulsor, Ludwig Guttman, hizo pública una verdadera declaración de intenciones: “El propósito de los Juegos de Stoke Mandeville es unir a los hombres y mujeres con parálisis de todas partes del mundo en un movimiento deportivo internacional. Tu espíritu deportivo verdadero dará esperanza e inspiración a miles de personas con discapacidad”.

Cuatro años después de este famoso mensaje, en 1960, los primeros Juegos Paralímpicos oficiales se llevaron a cabo en Roma.

Los primeros Juegos Internacionales para Discapacitados

En 1960, Antonio Maglio, director del Centro de Lesionados Medulares de Ostia (Italia), y amigo de Ludwig Guttman, propuso que la siguiente edición de los Juegos Internacionales de Stoke Mandeville se celebrara aquel año en la capital italiana, coincidiendo con los Juegos de la XVII Olimpiada, que se llevaban a cabo ahí.

Dicho y hecho: la novena edición de los Juegos de Stoke Mandeville se convirtieron en la primera edición de los Juegos Internacionales para Discapacitados (así se denominaron hasta el año 1984, cuando el término “Juegos Paralímpicos” fue aprobado por el Comité Olímpico Internacional), que empezó seis días después del final de los Juegos Olímpicos, el 19 de septiembre, y terminó el 24 del mismo mes.

La competición contó con la participación de más de 400 deportistas con limitaciones físicas, es decir, en silla de ruedas, procedentes de 23 países diferentes. En este primer certamen, el programa disponía de 8 deportes: atletismo, baloncesto en silla de ruedas, esgrima, natación, snooker (una modalidad de billar), tenis de mesa, tiro con arco y dartchery (una especie de tiro con arco con dardos).

En las siguientes ediciones de los Juegos Paralímpicos se amplió el rango de atletas participantes, añadiendo los que padecían discapacidades visuales y discapacidades intelectuales a los deportistas en silla de ruedas.

Los primeros Juegos Internacionales para Discapacitados fueron todo un éxito. Ese médico alemán que tenía como meta utilizar el deporte para inspirar y dar esperanza a las personas con discapacidad, finalmente, había cumplido su sueño. El resto es historia.

Juegos Paralímpicos

 

UA-5029494-8