Últimos artículos

El café, ¿perjudicial o beneficioso?

El café es la segunda mercancía más vendida del mundo después del petróleo y la más bebida después del agua. El 63 % de los españoles, mayores de 15 años, toma, como mínimo, una taza de café al día. Este es un dato que no sorprende porque, según el estudio de International Coffee Organization, España se sitúa el en el puesto número 19 en el ranking de consumo mundial de café con un consumo de 4,5 kg por persona al año. En un país como el nuestro, en el que tenemos una cultura de bar muy arraigada, a la semana se sirven más de 535 millones de cafés.

El café, ¿perjudicial o beneficioso?

La popularidad de esta bebida ha hecho que durante años se creen falsos mitos a su alrededor como, por ejemplo, que el café es adictivo, que deshidrata, que engorda o que causa enfermedades. En realidad, no puede afirmarse que sea adictivo porque, aunque una persona que lo tome continuamente presente síntomas de abstinencia al dejar de tomarlo, estos síntomas desaparecen a las 48 horas. Asimismo, el estudio del profesor de la Universidad de Connecticut, Lawrence Armstrong, determinó en que el café no deshidrata. En cuanto a la tercera afirmación, el café en sí no engorda como se nos ha hecho creer, lo que engorda es la forma como lo tomamos. Además, los termogénicos del café activan el metabolismo y reducen el apetito.

Durante décadas se han realizado muchos estudios para evaluar los efectos del café en diversos ámbitos de la salud. Uno de ellos ha sido su incidencia en la aparición de enfermedades cardiovasculares, ya que se sospechaba que el consumo de café podía aumentar el peligro de padecerlas, debido a un aumento de la rigidez de las arterias. En los estudios del siglo XX, como el de New England Journal of Medicine, publicado en 1973, o como en el de la Escuela de Medicina John Hopkins, publicado en 1985, los resultados dejaban ver como el consumo de café podía estar directamente relacionado con el aumento del riesgo de sufrir ataques cardiacos. Años más tarde, en 2014, un estudio, con un millón de participantes, halló que ésta bebida no era un factor de riesgo, sino más bien todo lo contrario. Esta investigación coincidió con otra del mismo año que afirmaba que el consumo moderado de café no aumentaba el riesgo de padecer estas enfermedades.

Últimas noticias: ¿es tan malo como nos han hecho creer?

Recientemente, la Universidad Queen Mary de Londres ha publicado un estudio en el que se confirma que el café no es nocivo para el corazón ni el sistema circulatorio. En las investigaciones anteriores se afirmaba que su consumo podía llegar a provocar un aumento de la dureza de las arterias, encargadas de transportar la sangre, que a su vez contiene oxígeno y nutrientes, desde el corazón hasta otras partes del cuerpo. El incremento de la rigidez de las arterias hace que las posibilidades de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral sean mayores, ya que, el corazón debe esforzarse más.

La nueva investigación, dirigida por el profesor Steffen Petersen, llevada a cabo en el Reino Unido y presentada en la conferencia Anual de la Sociedad Cardiovascular Británica, desacredita aquellos informes previos que confirman que beber café provoca un aumento de la rigidez arterial. El análisis de los datos obtenidos fue dirigido por el doctor Kenneth Fung, el cual afirma que “aunque no podamos demostrar un vínculo causal en este estudio, nuestra investigación indica que el café no es tan malo para las arterias como sugerían estudios anteriores”.

Más de 8.000 personas participaron en este estudio. Para la asociación entre el consumo de café y las medidas de rigidez arterial, se tuvo en cuenta la edad, el sexo, el origen étnico, el tabaquismo, la estatura, el peso, la alimentación, el consumo de alcohol y la presión arterial de los cada uno de los participantes en la investigación. Además, se dividió a las personas estudiadas en tres grupos: aquellos que beben una taza de café al día, los que suelen tomar entre una y tres tazas y los que beben más de tres cafés, quedando fuera del estudio aquellos que toman más de 25 tazas. Aun así, respecto a los que llegan a esta cifra tan elevada de cafés diarios, el estudio no permite afirmar que esa cifra extrema dentro del grupo de participantes sea segura para el corazón.

El análisis observacional ha revelado que las arterias de las personas que consumen un café a diario no tienen una mayor rigidez que las de quienes no lo toman. Del estudio se dedujo que el consumo promedio de café entre el grupo que más tazas toma es de cinco al día y ni siquiera en este grupo de consumidores se asocia el café a un mayor riesgo cardiovascular.

La repercusión que tiene el café en el organismo y concretamente en el corazón y en el sistema circulatorio, es un asunto que, durante mucho tiempo, los investigadores han tratado de conocer. Con este nuevo estudio existe ahora una prueba que refuta el efecto negativo del café en la salud cardiovascular.

Aun así, todos los datos recabados hasta el momento provienen de estudios observacionales, que “proporcionan un nivel de evidencia científica intermedia”, puntualiza para La Vanguardia Ramón Estruch, médico e investigador del Hospital Clínic y del instituto Idibaps.

El café no ejerce ningún efecto sobre la rigidez arterial, es una hipótesis cada vez más contrastada, pero, aun así, siguen siendo necesarias más investigaciones debido a que los sesgos de los estudios científicos epistemológicos limitan la plena fiabilidad de la realidad.

Que el café no es tan peligroso como nos han hecho creer parece ser que es un hecho, sobre todo si va unido a una buena alimentación. Por eso, hay que tener presente que debemos hacer un consumo responsable de esta bebida y combinarla con una dieta equilibrada, en la que confluyan una gran variedad de alimentos, se consuma fruta y verdura, se reduzca la bollería industrial y todos los alimentos ultraprocesados. Además, es importante comer cinco veces al día y tomar abundante agua. Finalmente, un punto que no debemos olvidar es que tenemos que controlar las cantidades que ingerimos y no abusar excesivamente de ningún alimento porque puede llegar a ser prejudicial para nuestra salud.

UA-5029494-8