Últimos artículos

¿Conoces los beneficios del tomate?

El tomate es una de las fruta más extendidas por el mundo. Pertenece, concretamente, a la familia de las solanáceas y es una importante fuente de nutrientes además de otras propiedades beneficiosas para la salud.

El tomate es originario de los bajos Andes y fue cultivado por los aztecas en México, los cuales le llamaban xitomatl. Los colonizadores españoles lo llamaron tomate y fue en el siglo XVI cuando se cree que llegó a España. Durante mucho tiempo la planta fue utilizada como un elemento ornamental y no fue hasta el siglo XVIII cuando se comenzó a cultivar y consumir.

Este alimento fue ganando popularidad poco a poco hasta convertirse en uno de los vegetales con usos de lo más variados: en crudo para ensaladas; cocinado, como ingrediente de numerosos platos; en salsas o en purés. Y es que existen alrededor de un centenar de variedades de tomate, que se clasifican según su tamaño, uso y forma. Algunas de ellas solo se cultivan en zonas determinadas, como por ejemplo el tomate canario.

Ventajas del tomate

¿En qué nos beneficia el tomate?

Es interesante conocer las diferentes cualidades de los tomates para así poder aprovechar sus nutrientes de la mejor manera posible en beneficio de nuestra salud.

  • Se trata de un alimento bajo en calorías. Unas 18 kcal por cada 100 gramos, dado que alrededor del 95 % del tomate es agua. Su sabor agridulce es debido al 3 % de azucares que contiene y a algunos ácidos como el cítrico y el málico. Es un alimento con poca fibra, solo un 1,8 %, comparado con otras frutas y hortalizas, pero la piel, la pulpa y las semillas contrarrestan y favorecen el transito intestinal.
  • Es fuente de nutrientes. El tomate cuenta con diferentes tipos de vitaminas antioxidantes, A, B, C y E. Tomar 200 gramos de este alimento cubre el 80 % de las necesidades de Vitamina C diarias de una persona. También provee el 27 % de Vitamina A y el 13 % de Vitamina E, las cuales previenen la degeneración de los tejidos, el envejecimiento prematuro y colaboran con el sistema inmunitario. Por otro lado, la Vitamina B en los tomates es mayor que en otras frutas y este nutriente favorece la obtención de la energía de los alimentos y beneficia el sistema nervioso. Además, consumir este alimento también te provee de potasio, fósforo, magnesio o hierro.
  • Cuenta con una gran cantidad de licopeno. Este es un pigmento carotenoide que tiene efectos antioxidantes y anticancerígenos. El consumo de un elevado nivel de licopeno, a través de tomates frescos, proporciona una protección extraordinaria frente a enfermedades cardiovasculares. Además, reduce la aparición de problemas de pulmón, próstata o estómago y disminuye los niveles de colesterol totales, así como el riesgo de sufrir trastornos asociados con el envejecimiento prematuro como diabetes, Alzheimer, ceguera o sordera. Otros de los beneficios del consumo de este pigmento rojo es que reduce la hipertensión arterial, ya que el tomate contiene potasio y aminoácidos esenciales y colabora en el mantenimiento de la piel y pelo y dientes sanos.

Es importante conocer que el consumo de abundante licopeno tiene efectos anticancerígenos en la incidencia de este en algunos órganos como riñones, pulmones, intestino, estómago y especialmente próstata. Las mejores fuentes de licopeno se encuentran en los tomates cocinados, ya que el plasma sanguíneo absorbe con mayor eficacia sus propiedades si el alimento está cocinado a altas temperaturas.

Como ves, además de estar muy bueno, el tomate es un alimento especialmente sano y posee una gran cantidad de beneficios con los que ayudar a tu cuerpo a prevenir ciertas enfermedades. Por ello, es necesario que, de la manera en que a cada uno le guste comerlo, forme parte de la dieta semanal y complemente la cantidad de frutas y verduras mínima que la Organización Mundial de la Salud recomienda.

UA-5029494-8