Últimos artículos

Encontrar oportunidades en medio del desastre

No todo han sido desgracias para el mundo empresarial con la pandemia. Aunque representen una minoría, hay algunos servicios que “están haciendo su agosto” en este mes de agosto, valga la redundancia, a causa de la situación generada por la crisis del COVID-19 en la que se han dado unas circunstancias sociales únicas y con características generales muy concretas: aislamiento, temor a la enfermedad e incertidumbre ante el futuro. Por lo tanto, tiene su lógica que algunos de los sectores o empresas que han visto aumentar sus expectativas de venta lo hayan hecho en base a estas tres características, tal como mostramos en el ejemplo siguiente:

Aislamiento

Una de las características del confinamiento ha sido combatir el aburrimiento. De acuerdo con las palabras del médico japonés Yoshinori Nagumo “si le quedaran tres días de vida, ¿…haría dieta? No, porque nuestro objetivo a corto plazo en la vida es el placer” por tanto, para la mayoría de población que ha seguido esta inercia con todas sus consecuencias, que ha buscado un cierto escapismo de la situación abriendo el frigorífico más de lo acostumbrado, el sector alimentario ha venido a contribuir a esta satisfacción siendo el gran proveedor de esta debilidad humana. Añadir, en contraposición, que Nagumo defiende comer solo una vez al día ya que él opina que comemos más de lo que necesitamos.
Derivado de lo anterior, las empresas que gestionan las entregas a domicilio han visto cómo sus clientes siguen aumentando. Según las previsiones de Rabobank International, las compras de productos alimentarios online, serán de un 6,4% de ventas mundiales de comida para finales de 2021, cuando antes de la pandemia la cifra era del 4,6%.

Temor a la enfermedad

La industria farmacéutica y la de biotecnología están siendo financiadas con importantes cantidades al objeto de encontrar una vacuna contra el COVID-19. Las importantes pruebas de diagnóstico suponen un aumento de la demanda de los equipos de los laboratorios que cada vez tienen que afrontar la necesidad de tests más rápidos, a los cuales debería tener acceso toda la población sin excepciones.

Incertidumbre ante el futuro

El miedo y la aprensión producen efectos psicológicos adversos que no parece que vayan a menguar con las noticias que nos están llegando últimamente de la OMS. Debemos acostumbrarnos a pensar que el virus va a permanecer un tiempo imposible todavía de prever. Por tanto, se hace indispensable el protegernos al máximo y la concienciación que está demostrando tener la población se traduce en un aumento de servicios por lo que se refiere al sector tecnológico. La necesidad de comunicarse con reuniones virtuales y videollamadas han hecho que compañías que gestionan estos servicios aumenten sus usuarios y el precio de sus acciones suban. A causa de lo anterior ha sobrevenido un mayor riesgo de actuación para los delincuentes cibernéticos, con lo cual las compañías aseguradoras han podido comprobar que los seguros de Ciberseguridad se necesitan más que nunca. En referencia al sector tecnológico no podemos olvidar las empresas de videojuegos a la hora de distraer la mente de la preocupación que supone este cambio de situación en nuestras vidas.

Hablar de la existencia de algún tipo de beneficio a consecuencia de esta pesadilla de pandemia que alcanza a todo el planeta parece una ironía, pero hace falta que veamos el mérito de empresas, de seres humanos en definitiva, que resisten ante cualquier situación con el esfuerzo y la creatividad fruto de la necesidad de seguir adelante. La adaptación ha sido la gran estrategia del ser humano para evolucionar.

UA-5029494-8