Últimos artículos

¡Atención! Hielo en el parabrisas

Hielo en el parabrisasEn esta época del año es habitual salir a la calle y ver coches aparcados con los parabrisas cubiertos por una capa de hielo. Esta situación obliga a muchos conductores a invertir tiempo para tratar de quitar el hielo que les impide ver a través del cristal.

En invierno, además de preparar nuestro vehículo por si tenemos que conducir con nieve, debemos asegurarnos de eliminar todo el hielo de las lunas de nuestro coche antes de ponernos en marcha, ya que sin la suficiente visibilidad, podríamos llegar a sufrir un accidente. Son muchos los métodos para eliminarlo, vamos a ver unos cuantos:

 

La calefacción, el método clásico

Quitar el hielo del parabrisasEl método más utilizado por los conductores es el de activar la calefacción del vehículo y enfocarla al parabrisas. De este modo el cristal se calienta, haciendo que el hielo se deshaga y facilitando así su retirada con un elemento rígido, como una sencilla rasqueta de plástico.

La calefacción también nos ayuda en el caso de que se nos empañen los cristales, evitando las manchas o rastros, que pueden molestarnos durante la conducción, y que se producen si usamos pañuelos de papel, la mano o la manga del jersey directamente sobre la humedad condensada en el cristal.

 

Líquido para derretir el hielo

Hielo en el parabrisas de un cochePodríamos llegar a pensar que verter agua caliente por encima del parabrisas eliminará el hielo de forma rápida, sin embargo, el contraste entre el calor del agua y la temperatura del cristal podría llegar a romperlo. Por ello es mejor usar agua tibia que, con el uso de la calefacción, nos ayudará a deshacer el hielo.

También existen líquidos anticongelantes que pueden adquirirse en talleres o tiendas de motor y que, por ellos mismos o añadidos al agua, consiguen derretir el hielo de los cristales de forma rápida.

 

Los remedios “de la abuela”

Hay varios remedios caseros para evitar que se forme hielo en el parabrisas, usando elementos que podemos encontrar por casa:

  • Frotar media patata sobre el cristal. El almidón de la patata forma una capa que evita que se adhiera hielo al cristal. Al día siguiente podemos retirar los restos con los limpiaparabrisas.
  • Colocar una sábana o una manta sobre el parabrisas, y fijarla con los marcos de las puertas.
  • Poner un cartón cubriendo el vidrio, que no se deshaga con la humedad de la noche. Al día siguiente podemos retirarlo y ponernos en marcha sin problemas.

 

Podéis ver un resumen de estos métodos y otros nuevos en este vídeo de Practicopedia.

UA-5029494-8