Últimos artículos

Higiene del sueño: consejos para dormir bien

Es posible que últimamente no concilies el sueño como antes, y es algo que conviene revisar para gozar de mejor salud, tanto física como mental. En primer lugar, repasemos el concepto: ¿qué es la higiene del sueño? La higiene del sueño es un conjunto de prácticas que se hacen necesarias para dormir bien. Cuando hablamos de conciliar el sueño por la noche no es solo una cuestión de cantidad, sino también de calidad. Cómo duermes va a influir en tu rendimiento durante el día, en tu bienestar y en tu lucidez. Puedes conocer los beneficios de un sueño reparador en este artículo pasado.  A continuación, te dejamos varios consejos que pueden ayudarte a ello:

Cuidar tu entorno

Es muy útil crear un entorno adecuado para poder descansar y no tener interrupciones durante el sueño, ya que las condiciones ambientales afectan en gran medida al momento de descanso y la capacidad para dormirse. Para aprovechar este momento de descanso al máximo es necesario que duermas sobre un colchón y almohada cómodos, y en una habitación en la que estés a gusto. En el momento de conciliar el sueño es aconsejable que haya poca luz, poco ruido, una temperatura agradable y apagar la televisión.

No tomar estimulantes después de media tarde

El consumo de café está muy extendido en nuestra cultura, pero no olvidemos que la cafeína estimula el cerebro e interfiere con el sueño. Su consumo por la mañana puede ser una buena opción, pero el café, un refresco de cola o el té no deberían consumirse después de media tarde, especialmente si eres sensible a sus efectos. Destacamos que, a pesar de estas indicaciones, hay personas que pueden consumir productos como el café incluso justo antes de ir a la cama.

Gestionar bien la siesta

Para evitar que la siesta afecte a los patrones de sueño durante la noche y las complicaciones al descansar, es preferible no hacer una siesta demasiado tardía. Lo ideal es una siesta de unos 20 o 30 minutos como máximo. Si tienes problemas de sueño nocturno, tal vez sea mejor idea prescindir de este descanso.

Evitar el consumo de alcohol antes de dormir

Beber alcohol antes de dormir es un mal consejo, porque si bien favorecerá que te duermas más rápido debido a su efecto depresivo en el sistema inmunitario, alterará las fases del sueño posteriores, provocando que te despiertes durante la noche. ¿En qué se traducirá eso? Impedir tu descanso necesario y mermando la calidad del sueño.

Fuente infografías: Ministerio de Sanidad

Finalmente, te ofrecemos más consejos del Ministerio de Sanidad para lidiar con el insominio. ¡Mereces un descanso saludable!

UA-5029494-8