Últimos artículos

La importancia de la amistad para tu salud

La amistad es un aspecto importante en la manera como entendemos los seres humanos nuestra existencia. Somos seres eminentemente sociales, por lo que construir y mantener relaciones de amistad a lo largo de nuestras vidas nos hace experimentar, aprender, crecer y conocernos.

El antropólogo de la Universidad de Oxford Robin Dunbar describe en su teoría del cerebro social que una persona puede tener un máximo de 150 “amigos”. Según afirma, en este círculo de amistades hay uno o dos considerados mejores amigos, cinco que son amigos íntimos, otros 15 que entran en el círculo de buenos amigos, unos 50 son cercanos y un centenar son considerados conocidos.

Somos conscientes, como afirma el antropólogo Dunbar, que nos rodean diferentes círculos de personas a lo largo de nuestra vida y que las amistades vienen y van, por más importantes que hayan sido. Desde aquel más inmediato, más cercano, que es el formado por aquellas personas que están presentes en cada punto de nuestras vidas, con las que compartes todas tus alegrías y penas y sin las cuales tu vida cambiaría. Otro círculo de amistades es el formado por personas con las que te lo pasas muy bien y compartes muchas cosas pero que, si están ausentes un tiempo o desaparecen, tu vida no cambia. El tercer grupo es el de aquellos a los que se les llama amigos pero que generalmente no lo son, son conocidos.

En la amistad lo importante es la calidad más que la cantidad. Tener una buena relación de amistad implica ser capaces de decirse todas las verdades y que tus amigos conozcan tanto tus virtudes como tus defectos. Una buena amistad no entiende ni de espacios ni de tiempos ya que, a pesar de que no siempre viven tan cerca como querríamos, siempre están a tu lado. Entre buenos amigos siempre hay tiempo, tiempo para escucharse, celebrar, reír, llorar, acompañarse…

Se suele decir que los amigos son la familia que se elige. La opinión de nuestros familiares suele ser importante para nosotros pero, muchas veces, la opinión de nuestro círculo de amigos tiene mucho más valor. Una amistad se construye y ellos están ahí, pero si esta no se cuida se desgasta, como todo. Por ello, es imprescindible que cuidemos y cultivemos a aquellos que son una parte importante en nuestra vida.

Además, más allá de lo que nos alegran, reconfortan, apoyan y ayudan las buenas amistades, de lo que muchas veces no somos conscientes es de que tener amigos nos trae beneficios físicos y psicológico. Disfrutar de buenos amigos mejora nuestra calidad de vida y nos lleva a tener una vida más larga y feliz.

Diferentes estudios científicos avalan los beneficios que la amistad genera en la salud de las personas:

Menos estrés y más actitud positiva, más felicidad

Según un estudio de la Concordia University, en Canadá, tener amigos ayuda a segregar la hormona de la oxitocina la cual lleva a experimentar una sensación de bienestar. Esta está relacionada directamente con las relaciones sociales. Una investigación de la American Psychological Association afirma que tener a los amigos cerca en los malos momentos aumenta la hormona llamada cortisol, que está directamente relacionada con el estrés. La segregación de dicha hormona hace que tengas una actitud más positiva ante situaciones problemáticas.

Te hacen sentir parte de una comunida

Las amistades proporcionan sensación de pertenencia a un grupo de personas. Las relaciones de una comunidad y las sensaciones que se tienen al ser consciente que formas parte de algo lleva a mejorar el bienestar de cada uno.

Te ayudan a aceptarte, ver tus errores y mejorar tu autoestima

Algunos de tus amigos te conocen muy bien, saben tanto tus virtudes como tus defectos. Una buena amistad escucha tus alegrías y también tus penas e inseguridades y trata de levantarte el animo y darte sus consejos mas sinceros. Muchas veces su apoyo es crucial para aceptar, cambiar y mejorar. Como dice el psiquiatra y director de la unidad de trastornos del humor de la Cleveland Clinic Robert Rowney, los amigos de verdad están para fomentar la autoestima y hacer que te sientas mejor contigo mismo.

Hacen que vivas más años

Gozar de unos lazos sociales fuertes aumentan un 50% la esperanza de vida (sino que se lo pregunten a los habitantes de la isla japonesa de Okinawa, la población con más habitantes centenarios del mundo). En 2009 un estudio concluyó que el apoyo social y la amistad tienen efectos en la longevidad de las personas y afirmó que los amigos suelen ayudar en la adquisición de unos hábitos saludables.

Influyen en la salud

La periodista especializada en salud Natalia Castejón afirma que “tener amistades, explica un estudio realizado por la Universidad de Duke (EE.UU.), puede mejorar tu presión arterial y la salud de tu corazón, pues tras cinco años de seguimiento se comprobó que el 50 % de los adultos que habían fallecido por problemas cardiovasculares no tenían amigos cercanos, mientras que el 85 % de los supervivientes contaban con una amistad sólida”.

Los investigadores de la Universidad de Brigham Young en los Estados Unidos afirman que la ausencia de amistades es peor para la salud que llevar una vida sedentaria e inclusive más mala que ser alcohólico.

En 2016 un equipo de la Universidad de Queensland, Australia, investigó los efectos beneficiosos de la amistad y llegaron a la conclusión de que tener amigos mejora la salud mental, dada la inclusión social que supone. Es interesante saber también que si durante la tercera edad se mantienen las relaciones de amistad se reduce hasta un 70 % la probabilidad de desarrollar demencia según especifica la investigación publicada en Journal of the International Neuropsychological Society.

Además, si recibes el apoyo de tus amigos durante una enfermedad, que es un periodo de tiempo complicado para la vida de quien la padece y quienes le rodean, puede hacer que esta sea más llevadera, que puedas mirarla con esperanza e incluso que se llegue a acelerar la recuperación. La investigación de la Universidad de Brigham Young afirma además que las relaciones afectivas funcionan como una barrera protectora dado que activan el sistema inmunológico.

Como ves, disfrutar de relaciones de amistad sanas aporta multitud de beneficios a tu vida, por lo que es necesario mantenerlas y cuidarlas y recodarles a nuestros amigos lo importantes que son para nosotros.

UA-5029494-8