Últimos artículos

Las claves definitivas para conseguir los objetivos que te has marcado este nuevo año

Enero es el mes de la vuelta a la rutina: se acaban las fiestas, debemos apretarnos el cinturón después de los gastos navideños, se llenan los gimnasios y son muchas las personas que aprovechan para crear una lista de objetivos que quieren cumplir a lo largo del nuevo año.

Que cumplamos o no estos propósitos depende de muchos factores, pero lo cierto es que en más ocasiones de las que nos gustaría vamos aparcando u olvidando nuestras metas y el nuevo año acaba sin haberlas conseguido. Para que este año sea el definitivo, te explicamos las 8 claves con las que conseguirás todo lo que te propongas.

  1. Haz una pequeña valoración de lo que ha sido para ti el pasado año

Este es el primer paso y quizá uno de los más importantes. Por ello, antes de fijar tus nuevos objetivos, tómate un tiempo para analizar cuáles te has marcado en años anteriores y diferencia entre los que has conseguido y los que no. Esta tarea te permitirá ver tu progreso, pero sobre todo te servirá para darle sentido a los nuevos objetivos que te marques.

  1. Crea tu lista de propósitos

Una vez hayas analizado cómo ha sido tu año y cuáles son las metas que no has podido cumplir, puedes establecer tus nuevos propósitos. En este punto puedes decidir entre incluir los que no hayas logrado anteriormente o renunciar a ellos y, además, incorporar otros nuevos que consideres importantes.

  1. Proponte metas realistas y proporcionadas

En ocasiones nos planteamos objetivos que, en realidad, no están a nuestro alcance. Debemos ser realistas y saber qué es lo que podemos hacer teniendo en cuenta nuestras capacidades y recursos. Esto no quiere decir que no vayas a poder cumplir aquello con lo que tanto sueñas desde pequeño, sino que quizá no es el momento y debes dejarlo para más adelante.

  1. Especifica objetivos concretos

Esta clave está muy relacionada con la anterior y es que, muchas veces, nos planteamos metas demasiado abstractas que ni nosotros mismos sabemos qué quieren decir. En este sentido, es importante concretar qué queremos y tener claro desde el principio por donde tenemos que empezar. En el caso de que te hayas planteado un objetivo muy ambicioso y que requiera de cierto tiempo, lo que mejor funciona es definir pequeños pasos que, a corto plazo, puedan ayudarte a conseguir lo que pretendas a la larga.

  1. Establece enunciados positivos

Parece una tontería, pero está demostrado científicamente que nos sentimos atraídos por aquello que ocupa nuestros pensamientos, por lo que es más útil pensar qué queremos en lugar de aquello que no queremos. Es muy sencillo, debemos sustituir expresiones como: “quiero dejar de estar en baja forma” por “quiero ponerme en forma”.

  1. Crea tu propio calendario físico

Una vez establecidas unas metas concretas, realistas y en positivo, llega el paso siguiente, imponernos un plazo para cumplirlas. Los expertos recomiendan que nos definamos un intervalo entre una fecha mínima y otra máxima y que siempre intentemos respetarlo. Además, resulta muy útil hacer uno mismo su propio calendario y que este sea en formato físico y se encuentre en un lugar visible para no olvidar nuestros propósitos.

  1. Aprovéchate de la presión social

Aunque en determinados ámbitos la presión social pueda resultar negativa, en algunos casos puede transformarse en ventajosa, ya que es capaz de elevar nuestra capacidad para esforzarnos de forma significativa. Por ello, siempre que los propósitos sean positivos y  beneficiosos para nosotros, que exista presión social alrededor de ello puede ayudarnos.

  1. Empieza desde ya con tu plan de año nuevo

No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Lo mejor para conseguir tus metas de año nuevo es que empieces cuanto antes mejor, así que deshazte de la pereza y aprovecha las oportunidades que se te brinden.

UA-5029494-8