Últimos artículos

Los beneficios del omega 3

En estos momentos que estamos logrando salir de nuestras casas y viendo como poco a poco todo va volviendo a una normalidad diferente, nos encontramos con una realidad: la mayoría hemos subido de peso al cambiar nuestros hábitos deportivos. Hemos dejado de hacer ejercicio regularmente o al menos no lo hemos hecho con la misma intensidad.

A esta situación hemos llegado porque, añadido al menor movimiento en general, hemos estado más tiempo en casa y, con el aburrimiento, nos hemos entretenido con alguna que otra carrera o paseo hacia la nevera, con hambre o sin hambre, que para los que tienen menor voluntad, ha sido imposible controlar. Comer, es decir, premiarnos con la satisfacción de ingerir algo dulce que sacie nuestro vacío interior en esta situación de pandemia impuesta, sin posibilidad de solución por nuestra parte y muy probablemente generando ataques de ansiedad o depresión en algunos casos, se ha convertido en estos meses en el único premio.

Y aquí es cuando el ácido graso omega 3 (ω-3) puede convertirse en una ayuda, porque este componente produce efectos beneficiosos en nuestro cuerpo en el sentido de que reduce niveles de colesterol y disminuye la tendencia a la depresión.

¿Qué es el omega 3?

El omega 3 es uno de los seis tipos de ácidos grasos que existen y la base de todos ellos es el ácido linolénico (LNA), que se encuentra en cierto tipo de tejidos de pescados o mariscos y en algunos productos de origen vegetal como el aceite de soja. Su importancia radica en que nuestro cuerpo no puede producirlo por sí mismo y en que es un componente indispensable para el correcto funcionamiento de las membranas de las células de algunas partes de nuestro cuerpo, por ejemplo, el cerebro.

Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que estos ácidos grasos son recomendables tanto para la población adulta como para las embarazadas para tratar la hipertensión. También estos mismos componentes de los aceites marinos pueden provocar maduración del cuello del útero de las futuras madres y en beneficio de sus bebés también pueden retrasar el parto y prolongar así, en potencia, el embarazo y aumentar el peso al nacer.

Beneficios que se atribuyen al omega 3

  • Regula la función cardíaca y la presión arterial
  • Contribuye a regular la coagulación sanguínea

Vistos estos beneficios no es mala idea que, junto con una dieta saludable y un mínimo imprescindible de ejercicio físico, podamos incorporar alimentos que contengan omega 3, tales como:

  • pescado azul: sardinas, atún, boquerones, bacalao, anchoas, arenque y, sobre todo, salmón.
  • mariscos
  • nueces
  • aceite de soja y de oliva
  • semillas de linaza
  • aguacate
  • verduras de hoja verde, brócoli, espinacas, rúcula…
  • cacahuetes, crema de cacahuete
  • avena

Por lo que se refiere a la industria farmacéutica, a menudo ofrece suplementos de omega 3 para la alimentación en varios de sus productos, en los que suelen añadir antioxidante como la vitamina E, existen varios informes que no resultan muy proclives a la tendencia de un alto consumo. Lo ideal es adquirir estos ácidos grasos con la ingestión directa de los alimentos.

Es necesario seguir activos y con buena salud para poder hacer frente al día a día, con el máximo de defensas en nuestro cuerpo para afrontar cualquier otra nueva situación inesperada como últimamente estamos viviendo, para que, en el peor de los casos, otra nueva pandemia no nos coja desprevenidos.

UA-5029494-8