Últimos artículos

Necesitar terapia

 

Cuando afrontamos cambios intensos es una obviedad decir que hemos de pasar por un periodo de adaptación hasta normalizar la situación. No siempre se necesita ayuda de profesionales si esa adaptación es más larga de lo esperado, pero recordemos que los terapeutas están ahí, para asesorarnos y guiarnos cuando esos cambios nos afectan hasta el punto de no poder realizar las tareas básicas esenciales para continuar con nuestra vida.

Cuando alguien duda de ir a un psicólogo para exponer una angustia que no puede superar por sí mismo, puede que sea a causa de alguna de las siguientes razones:

1) Encuentra que supone una debilidad de su carácter al no poder afrontar un problema vital.
2) Piensa que quizá su preocupación pueda desaparecer transcurrido un tiempo y que todavía no ha sido suficiente.
3) Duda de la efectividad del tratamiento que no le permita en el futuro salir de su estado.
4) Teme el efecto de los medicamentos que puedan recetarle.


Con la crisis actual, la salud ha pasado a primer plano en las habituales preocupaciones cotidianas al percibir su gran fragilidad frente a la pandemia. Más si cabe cuando estábamos ya convencidos de que las vacunas estaban conteniendo su peligrosidad. Si bien es cierto que han representado un avance y un freno en la intensidad de las cifras, todavía estamos lejos de reconocer que estamos inmunes a sus efectos. El índice de contagio está subiendo rápidamente, de forma preocupante, después de la relajación de las medidas frente a lo que fueron los últimos buenos resultados antes de la expansión masiva de la nueva mutación del virus. Por tanto, hay nuevos motivos de preocupación por la salud física que sin duda afectan a nuestra salud mental.

El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ya consideró a principios del año pasado que era urgente que Gobierno y Comunidades Autónomas estudien cómo incrementar los recursos de atención psicológica que ofrece el Sistema Nacional de Salud (SNS). La OMS indica que “Los problemas de salud mental serán la principal causa de discapacidad en el mundo en 2030”. La Confederación Salud Mental España, financiada por el Gobierno español aporta entre otras, tres aspectos a tener en cuenta:

1. Una de cada cuatro personas tiene o tendrá algún problema de salud mental a lo largo de su vida.
2. El 6,7 % de la población española está afectada por la ansiedad, exactamente la misma cifra de personas con depresión. Las mujeres experimentan más del doble (9,2 %) que los hombres (4 %).
3. Más de la mitad de las personas con trastorno mental que necesitan tratamiento no lo reciben, y un porcentaje significativo no recibo el adecuado.

Los datos anteriores fueron registrados antes de los estragos que está teniendo la pandemia del coronavirus. No se genera optimismo de que hayan mejorado los citados datos, pero sí que puede servir su exposición para poder tomar conciencia de que es necesario el avance de los recursos para esta faceta de la vida que puede afectar a cualquier ser humano, en cualquier edad.


La atención psicológica es un derecho para todo el que la necesite. A continuación, indicamos algunas webs de consulta:
http://www.psicologo-online.info/
https://www.seg-social.es/
https://www.mscbs.gob.es/
www.youtube.com/watch?v=SvAyhurEqYM Atención psicológica telefónica gratuita, cortesía del Colegio de Psicólogos – YouTube

UA-5029494-8