Últimos artículos

¿Cómo se convirtió la conmemoración de una tragedia, en un día de bromas y risas? Dia de los Santos Inocentes

El día 28 de diciembre de cada año nos acordamos de que tenemos que gastar alguna broma a nuestras amistades en la celebración de los Santos Inocentes. También nos fijamos más en las noticias del día buscando una que pueda resultarnos exagerada o insólita pues ya es costumbre que los medios de comunicación intenten sorprendernos el día de los Inocentes. Por una sola vez durante todo el año, la prensa, TV o radio agudiza su ingenio y se permiten informar de una noticia totalmente falsa que resulte original y convincente.
El día de los Inocentes se refiere a “niños inocentes”. El relato de lo que sucedió consta en el primer libro del Nuevo Testamento “El Evangelio de Mateo” (2,16) datado a finales del siglo I d.C. Mateo fue el apóstol con oficio de recaudador de impuestos de los doce apóstoles de Jesús. Posiblemente el autor fuera un judeocristiano de la comunidad judía a la que perteneció Mateo, ya que por fechas pertenecía a la segunda generación de cristianos después de la muerte de Jesús.

Reyes Magos

El texto cuenta la visita desde Oriente de los Reyes Magos siguiendo la estrella que les guiaba en el cielo para adorar a Jesús en su nacimiento en Belén de Judea (actual Palestina). El rey Herodes El Grande, ante este hecho, temió por su poder y en consecuencia mandó asesinar a todos los niños menores de dos años para asegurarse de que Jesús muriera también. Pero un ángel apareció en sueños a su padre, José, advirtiéndole que huyeran a Egipto y pudieran salvarse. Ningún documento histórico registra toda esta historia. La Iglesia católica conmemora esta festividad desde el siglo IV.
Y ahora respondemos a la pregunta del título del presente artículo.

¿Cómo se convirtió esta tragedia en una de celebración con risas y bromas?

Pues tiene fácil explicación. Con frecuencia existen días festivos en el calendario en los que cristianismo y paganismo se fusionan. Este día también.
En la Antigua Roma la gran fiesta de invierno era la Saturnalia, en honor al dios Saturno que propiciaba la paz y la felicidad entre los hombres. De acuerdo con la historiadora Pilar Caldera, conservadora del Museo Nacional de Arte Romano e investigadora de las tradiciones y sociedad en la Antigua Roma, muchos de los rituales que seguimos en la celebración de las fiestas de Navidad son los mismos heredados del Imperio Romano, que tenían lugar del 17 al 23 de diciembre. Banquetes, intercambio de regalos y, también, las bromas típicas del Día de los Inocentes actual, porque conllevaban una relajación de la moral, propia también en los Carnavales. Según la historiadora, en los banquetes privados de esos días se intercambiaban roles los amos y los esclavos en la misma línea que el carnaval medieval. En la Edad Media a esta fiesta se la llamaba también “Fiesta de los Locos” con el equivalente en los países anglosajones de la celebración el 1 de abril, “April Fools’Day”. También era llamada “Fiesta del Obispillo” porque durante ese día se decía que un niño sería tratado como un obispo; quizá sea ese el origen del “monigote” típica imagen del muñeco de papel que se cuelga a la espalda del “inocente” a la que se le ha gastado la broma de ir con el papelito colgado todo el día.

 

 

fiesta romana

En esa euforia de expresión hay también un punto de unión entre la vertiente cómica del actual Día de los Inocentes en el sentido de que eran típicos los discursos irónicos que comportaban carcajadas.

Una última coincidencia. En esos días de celebraciones, en la Antigua Roma había la costumbre de repartir entre los esclavos unos panecillos en los que se escondía un haba, y quien la encontraba se convertía en el “rex saturnalicus” (el rey de la Saturnalia). ¿No te recuerda al roscón de Reyes?


El Día de los Inocentes es una fusión de una tragedia y una alegría en la que esta última le ha ganado terreno con el significado de la tradición más ancestral, o sea, antes de Cristo. Desde este blog de Comprometidos esperamos haberte contagiado el ambiente festivo y que recuerdes el espíritu original y más importante de la festividad que era transmitir y desearse felicidad y alegría unos a otros.

UA-5029494-8