Últimos artículos

Tener ilusión es tener salud

Tener ilusión es tener salud

La ilusión, según el Diccionario de María Moliner, es “una alegría o felicidad que se experimenta con la posesión, contemplación o esperanza de algo”. Un motor que nos empuja a nivel psicológico pero también a nivel físico.

La ilusión es uno de los motores más importantes que tenemos en nuestra vida, pero, además, tener ilusión nos afecta a nivel biológico, ya que nuestras células son capaces de procesar nuestros pensamientos y mociones positivas y actuar en el organismo. Los seres humanos somos los únicos animales que podemos cambiar nuestra biología con la mente.

Una persona ilusionada, con buen humor y buen ánimo, mejora significativamente su sistema inmunológico y, por tanto, presenta una mejor condición física para enfrentarse a los problemas de la vida. Es más, está demostrado que tener ilusiones puede ayudarnos a ralentizar nuestro envejecimiento, ya que frena la degeneración celular.

Cómo ilusionarnos

Cada persona es un mundo y las recetas mágicas no sirven por igual para todos, pero aquí tenemos unas claves que pueden ayudarnos a vivir con ilusión:

  • Debemos ser capaces de tener entusiasmo y de disfrutar de cada momento de la vida.
  • Cada día, por la mañana, un buen ejercicio es poner en orden las ideas, afectos, sentimientos y motivaciones, y eliminar de la mente pensamientos y sentimientos negativos. De esta forma daremos paso al optimismo y a la actitud positiva.
  • Hay que disfrutar del momento, del día a día, y no darle muchas vueltas a las cosas.
  • Realizar nuevas actividades, que se salgan de la rutina, puede ser una fuente de ilusión.
  • Ser agradecido con lo que nos ofrece la vida nos da una perspectiva optimista de nuestra existencia.
  • Hay que proponerse metas y plantearse nuevos propósitos realistas. De esta forma estaremos dando a nuestra vida alicientes y motivos para seguir adelante.

El famoso psiquiatra Enrique Rojas, en su libro La ilusión de vivir, nos dice: “Tener ilusiones es estar vivo, y vivir es proyectarse hacia el futuro, arriesgarse, luchar con entusiasmo por alcanzar unas metas, con la confianza y el deseo de que su consecución nos hará felices. La felicidad no se da en el superhombre, sino en el hombre verdadero”.

UA-5029494-8