Últimos artículos

Tiempos de permanencia de coronavirus en superficies

A estas alturas del confinamiento que nos ha cambiado la vida a todos, es de esperar que todos estemos convencidos de que hay que seguir de cerca las medidas de protección para mantener a raya al coronavirus y evitar de esta forma contagiarnos.

Una de las preguntas frecuentes que a menudo tenemos en mente cuando, por ejemplo, vamos a realizar nuestras compras y adquirimos los productos envasados, es si existe la posibilidad de que el virus esté ahí, en los plásticos, en el papel, en las superficies… Es por ello que vamos a informarte a grandes rasgos del tiempo de permanencia del coronavirus en las principales superficies de nuestro entorno. Para ello, hemos consultado medios especializados.

A continuación, te describimos varios cuadros en relación a la exposición del virus a diferentes temperaturas y superficies, con datos extraídos directamente de “The Lancet Microbe”.

Temperatura

Se midió la estabilidad del virus a diferentes temperaturas para probar su infectividad, teniendo en cuenta que la incubación se realiza en un máximo de 14 días. Se probó que el virus es muy estable a 4 grados, pero se muestra sensible al calor. Con la temperatura de incubación aumentada a 70 grados, el tiempo para que se mostrara inactivo se redujo a 5 minutos.

Superficies

También en el informe se probó la estabilidad del coronavirus en diferentes superficies, procediendo con una gota de cultivo de virus en cada superficie a temperatura ambiente (22 grados), con una humedad relativa de alrededor del 65 %. Este es el resultado:


 

 

 

 

 

 

 

Las anteriores tablas prueban que el virus es más estable en superficies lisas. No se pudo detectar ningún virus infeccioso en superficies lisas tratadas el día 4 (vidrio y billete) o del día 7 (acero inoxidable y plástico). Sin embargo, un nivel detectable de virus infeccioso todavía podría estar presente en la capa externa de una mascarilla quirúrgica en el día 7.

Esta guía puede servirte de referencia para tomar precauciones de forma más concreta. Una buena práctica puede ser, visto el tiempo de permanencia en billetes, utilizar las tarjetas de crédito u otros medios de pago digitales.

Es conveniente protegerte, pero tampoco podemos entrar en la neurosis de la limpieza extra o excesiva fuera de las recomendaciones oficiales. Hemos de tener en cuenta también que se están realizando estudios continuamente y los datos y el conocimiento evolucionan con rapidez. De todas formas, la información obtenida de estudios de prestigiosos investigadores, siempre es interesante conocerla y tenerla en cuenta.

UA-5029494-8